calentador aguaHoy vamos a elaborar una lista de los tipos de calentadores de agua y ver sus puntos fuertes y debiles:

Calentador en demanda (sin tanque):

Este tipo de calentador no almacena agua (y por eso le llaman “sin tanque”) y en lugar de eso espera a que se abra un grifo de agua caliente para calentar rápidamente el agua y suministrarla.

Calentador estándar (con tanque):

Los calentadores con tanque, independientemente del sistema que se use para calentar el agua, almacenan agua durante un período de tiempo y la van calentando: tiene la limitación de que una vez se agota la reserva de agua caliente entonces es necesario esperar a que se vuelva a recargar.

El modelo eléctrico usa electricidad para calentar los componentes internos.

El modelo solar usa la electricidad generada por paneles solares para cumplir la misma función: es más ecológico pero tiene el inconveniente de que tiene que ser un lugar con mucho sol para que sea eficaz.

Algunos usan gas natural para generar una llama que contribuye a calentar gradualmente de abajo arriba los contenidos del tanque: muchos usan esta opción porque el gas sale barato.

El propano es una alternativa al gas y la única diferencia está en la tarifa y la eficacia.

Una quinta opción es aceite de calentamiento: sus propiedades le permiten calentar rápidamente y conseguir una alta temperatura pero quizás no sea tan efectivo en el apartado de costes.

Un calentador también debe de tener una buena protección térmica para evitar pérdidas de calor: se debería hacer mantenimiento de las tuberías y válvulas una vez al año como mínimo para evitar fugas de agua y también prevenir la formación de microbios.

Como conclusión, se debería decir que el tipo de calentador que uno instale dependerá de sus necesidades energéticas, el espacio disponible y la relación calidad/precio.