mantenimiento y revision de calderas

En 2007 se estableció por ley que era obligatorio que las calderas de todos los hogares pasaran una revisión anual para comprobar su seguridad, pero en abril de 2013 se modificó el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (conocido popularmente como RITE) y la obligatoriedad de la revisión de la caldera pasó a ser bianual. A pesar de que hace meses de la entrada en vigor de la modificación de la normativa, aún son muchos los consumidores que desconocen cuáles son sus exactamente sus obligaciones y, con ellos, son también muchas las empresas que intentan aprovecharse de ese desconocimiento para intentar vender revisiones anuales y servicios que no son obligatorios por ley.

mantenimiento y revision de calderas

Para evitar contratar servicios que no queremos, lo primero es saber identificar qué tipo de electrodoméstico tenemos en casa: un calentador eléctrico, una caldera o un sistema mixto. La diferencia entre calentadores y calderas es que los calentadores se encargan únicamente de proveer agua caliente para uso sanitario mientras que las calderas también calientan los radiadores de la calefacción. Según la nueva modificación del RITE, los calentadores que sólo producen agua caliente sanitaria (en viviendas) están obligados a pasar una revisión cada cinco años; en cuanto a las calderas, la revisión obligatoria es bianual. Estas revisiones tienen un coste medio de unos 50 euros.

A pesar del cambio de normativa, son muchas las distribuidoras que intentan aprovechar que el RITE es aún un gran desconocido para vender a sus clientes revisiones anuales a las que no están obligados por ley que van incluidas en servicios de mantenimiento.

Las distribuidoras intentan captar clientes mediante ofertas y desinformación. Antes de contratar un servicio de mantenimiento, compare los precios que le ofrece su distribuidora y el fabricante de su caldera. Estos últimos suelen rondar los 100 euros anuales, aunque los hay más baratos y también más cargos, y según los fabricantes y los planes, pueden incluir revisiones anuales, desplazamientos, mano de obra sin límite de tiempo e incluso las piezas para las reparaciones.

Es importante que pese a lo que puedan decir algunos de los comerciales subcontratados por las distribuidoras, no está obligado a contratar un servicio de mantenimiento. El RITE establece que sólo es obligatorio contratar un servicio de mantenimiento en instalaciones con una potencia superior a 70 kilovatios, lo que no es habitual en viviendas, o en edificios con calefacción central. Si no tiene servicio de mantenimiento y su caldera se avería, la solución es tan simple como llamar al Servicio de Asistencia Técnica de su fabricante o a un profesional independiente para realizar una reparación puntual.

Sí es obligatorio que sea la compañía distribuidora la que realice la inspección, en la que se revisa el funcionamiento de la caldera y todos los elementos del sistema, como tuberías, llaves, gomas… Se debe realizar cada cinco años y su precio oscila entre los 34 y los 70 euros, según la Comunidad Autónoma. En cuanto a la revisión bianual, en ningún caso está obligado a contratarla con su distribuidora de gas. Puede realizarla el servicio de asistencia técnica del fabricante de su caldera o un profesional independiente autorizado.

¿Has tomado nota?  Recuerda que en calderas.es te ofrecemos el mejor servicio técnico de reparación de calderas… ¡Llámanos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>