El agua y el vapor se utilizan normalmente como portadores de calor en sistemas de calefacción. Pero a altas temperaturas, el agua y el vapor requieren una alta presión operativa. En calderas térmicas de petróleo se utiliza un aceite especial  en su lugar y eso significa que podemos alcanzar temperaturas cercanas hasta 300 ° C de presión atmosférica. En España existen algunos fabricantes de calderas de aceite térmico como NOXMAN que fabrican calderas y  unidades de aceite térmico personalizadas y especialmente diseñadas.

Caldera de fluido térmico Noxman

Caldera de fluido térmico Noxman

Las calderas de aceite térmico o llamadas también calderas de fluído térmico son recipientes que contienen un fluido caloportador, que se calienta por medio de combustibles en diversos stados como gaseosos, solidos, pastosos o liquidos en definitiva de una fuente energetica.
Estas calderas son desarrolladas y diseñadas especialmente para los exigentes procesos de calentamiento, donde sin comprometer la calidad son aceptadas y donde la fiabilidad es la palabra clave.

Existen ventajas en cuanto a la diferencia de uso de aceite térmico en comparación con, por ejemplo, sistemas de vapor. Los más evidentes son:

  •     Las altas temperaturas de hasta 300 ° C de presión atmosférica
  •     Nivel de temperatura opcional los puntos de ajuste
  •     No pre-tratamiento del agua de alimentación de calderas
  •     No hay pérdida de calor debido a la condensación de vapor caliente y flash
  •     No hay riesgo de corrosión y no hay riesgo de daños de congelación.
  •     Bajo costo de mantenimiento
  •     Funcionamiento silencioso (sin trazo de vapor y ruido de vapor flash)
  •     Fácil de manejar (no requiere la certificación del personal de calderas de vapor)

El aceite térmico, tiene una doble funcionalidad: pasar por el serpentín del lugar donde esté ubicada la caldera y enfriarlo cediéndole el calor al fluido. Por eso es utilizado un circuito llamado acuotubular para que tenga una circulación constante.

En estas calderas, el quemador será la fuente térmica principal que calentara el fluido para  aportar calor a las maquinas y finalmente para llegar el calor a los consumidores. Un elemento al que hay que tener en cuenta es la bomba de impulsión de fluido que ha sido calentado, además se utiliza para que el fluido este en movimiento constante y se distribuya mejor el calor. Gracias a que el fluido que se utiliza no necesita un cambio de fase y de este modo se puede trabajar a presiones bajas. El rendimiento de la instalación oscila entre el 87 y el 90% según la temperatura necesitada.